Recuerda que para el Consejo Regulador ya causó “un enorme dolor” la “irreparable pérdida” de viñas históricas en el municipio de Pajares

La Denominación de Origen Tierra de León exige a la Consejería de Agricultura, y en concreto a la Dirección General de Infraestructuras Agrarias, el “máximo respeto” al viñedo histórico en los estudios técnicos previos a los procesos de concentración parcelaria que se desarrollarán en la comarca de Los Oteros, una de las tres subzonas de producción vitivinícola acogidas al Consejo Regulador.

En una carta dirigida a la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, el presidente del órgano rector que representa a viticultores y bodegueros del sur de la provincia, Rafael Blanco, recuerda que «el viñedo viejo es un distintivo identitario y un patrimonio vitivinícola de extraordinario valor para la Denominación de Origen Tierra de León», y advierte de que «en su conservación deberíamos poner todo el empeño desde los estamentos afectados». Recuerda también Blanco que “para el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Tierra de León ya causó un enorme dolor la irreparable pérdida de la mayor parte del que existía en el municipio de Pajares de los Oteros, centro geográfico y referencia de calidad vitícola de la zona de producción del sur de la provincia de León».

Argumenta el presidente del Consejo Regulador que «en municipios afectados por los nuevos planes de ordenación todavía se conservan algunas de esas viñas históricas de plantación característica de la zona que suponen, desde el aspecto enológico, la expresión más nítida y noble de la variedad autóctona Prieto Picudo».

En la carta dirigida a Milagros Marcos insiste finalmente Rafael Blanco en que «desde la Denominación de Origen Tierra de León apelamos a la responsabilidad de la Dirección General de Infraestructuras Agrarias, a la especial sensibilidad de la Consejería de Agricultura y Ganadería y la atención que quien la dirige siempre dispensa a este Consejo Regulador para que, efectivamente, todos pongamos el máximo empeño en preservar ese legado histórico para el que exigimos respeto en ese proceso de reordenación de la propiedad».

DOLeon