El leonés José Peñín, conocido como un prolífico escritor de vinos a nivel nacional e internacional, ha catado el fruto de su tierra. Su visita ha incluido a la bodega Fuentes del Silencio en su “Guía Peñín”, creada en 1990 como referente más influyente sobre vinos españoles.

La tierra que le vio nacer

Fuentes del Silencio, localizada en Herreros de Jamuz, es  la primera bodega que posiciona el nombre Jamuz en el mapa de los referentes españoles.  Peñín nos cuenta su visita a esta zona.

Tierras bañezanas, descolonizadas, duras y frías que conozco perfectamente por ser las que me vieron nacer

 

Visitó a Miguel Ángel Alonso, empresario farmacéutico catalán, y su mujer, María José Galera. Orgullosos de sus antepasados veraneaban allí. A pesar de la hostilidad de la tierra del lugar el matrimonio apostó por la creencia: “las viñas al borde de la catástrofe dan vinos sublimes y escasos”. El propio José Peñín asegura que le recuerda a Borgoña, donde unos metros más arriba o más abajo el vino es distinto.

La tecla del éxito

Parecía una empresa difícil de emprender, pero el escritor movió unos hilos para asesorar a la pareja. En poco tiempo pasaron de una bodega en el propio chalet, con un viñedo equivocado, a hacerse con dos caserones del pueblo para levantar la bodega profesional. Para ello han adquirido treinta y cinto hectáreas de viñedo a un sinfín de viticultores de la zona.

En mi larga vida en el vino, nunca había visto un empresario que haya dado con tanta rapidez con las teclas más adecuadas para poner en marcha un proyecto de calidad.

Peñín mantiene su asombro reencontrándose con el Valle del Jamuz. Con casi mil especies microbiológicas identificadas que contribuyen a generar un vino sutil y elegante de color medio. Lo que refuta cada vez más su opinión de que en la D.O. León están despuntando.

Puedes leer toda la experiencia de José Peñín en su artículo.

Fuente: José Peñín

Imagen cedida por: Guía Peñín.

 

 

nubedios