Enoarq-2018, iniciativa desarrollada por la Denominación de Origen Tierra de León en colaboración con el Colegio de Arquitectos de León (Coal) que vincula experiencias que relacionan el vino y la arquitectura a partir del conocimiento de elementos que hayan sido sometidos a procesos de restauración, cerró su primera edición con la visita al Museo del Vino de Valdevimbre y a los viñedos e instalaciones de Pardevalles. Los participantes en esta cuarta experiencia –las anteriores se desarrollaron en Valencia de Don Juan y Villamañán (Castillo de Coyanza y Vitalis), Gondoncillo (Museo de la Industria Harinera y Gordonzello) y Sahagún y Gordaliza del Pino (Santuario de la Peregrina y Casis)– pudieron disfrutar al final de la jornada de una cata de los vinos de albarín y prieto picudo de la bodega de Valdevimbre.

DOLeon