El ‘Pardevalles Albarín 2020’ alcanzó la distinción de la excelencia, mientras que los tintos «La Costana 2018» y «Pincerna Sumiller 2018» ocuparon lo más alto del podio.

Excelentes puntuaciones en Decanter, con sendos 94 para ’Vile La Finca’ albarín y tinto, ambos de la cosecha 2018.

Un gran oro, como distinción excepcional, y dos medallas de oro premiaron la calidad de los vinos de la Denominación de Origen León en la quinta edición del Concurso Nacional de Vinos de Pequeñas DO’s, reservado exclusivamente a la participación de elaboraciones de bodegas adscritas a regiones vinícolas españolas que cumplan los dos criterios fijados para ser una pequeña zona de producción. Por una parte una exigencia cualitativa, ya que las regiones consideradas como pequeñas deós deben de estar encuadradas en alguno de los cuatro primeros escalones de la pirámide de los vinos españoles y, por otra, una condición cuantitativa: producir por debajo de 4,5 millones de botellas en la anualidad tomada como referencia. En ese marco normativo, los vinos adscritos a la DO León volvieron a tener un gran protagonismo en esta edición del concurso al conseguir un gran oro para el Pardevalles Albarín 2020 (Bodegas Pardevalles-Valdevimbre), que encandiló al jurado en la categoría blancos sin crianza y que obtuvo la máxima puntuación del concurso (93 puntos), y sendos oros en la categoría de vinos tinos con doce o más meses de crianza, ambos elaborados con la variedad estrella Prieto Picudo, para La Costana 2018 (Bodegas Gordonzello-Gordoncillo) y Pincerna Sumiller 2018 (Bodega Pincerna-Grajal de Campos). A pesar de la crisis que está viviendo el sector, la quinta edición  del concurso reunió muestras de veinticuatro pequeñas regiones, lo que permitió al jurado valorar la riqueza y diversidad vinícola de nuestro país. Ese jurado estuvo compuesto por expertos tantos nacionales como internacionales en análisis sensorial de vino y personas con experiencia en concursos de otros países, todos ellos bajo la supervisión técnica de Jesús Flores Téllez, enólogo, sumiller y Premio Nacional de Gastronomía, con el apoyo de José Luis Hernández, director de Pequeñas DO’s SL.

ALTAS PUNTUACIONES EN DECANTER

Por otra parte, los Vile La Finca albarín y tinto, ambos de la añada 2018, consiguieron alzarse con 94 puntos sobre 100 en los Premios Decanter World Wine Awards-2021, que celebró su décimo octava edición y que constituyen el concurso de vinos más importante y prestigioso del mundo. Los DWWA británicos deben su extraordinaria reputación internacional al riguroso proceso de evaluación, con un jurado compuesto por los mejores catadores a nivel internacional. Además de los sobresalientes de la bodega de Valdevimbre, también destacaron en ese concurso el tinto Pincerna Sumiller 2019 (91 puntos; Bodegas Pincerna-Grajal de Campos), el blanco Peregrino Albarín 2020 (91; Bodegas Gordonzello-Gordoncillo), los rosados Vile La Finca 2018 (90; Vile La Finca-Valdevimbre) y Tampesta (90; Bodegas Tampesta-Valdevimbre), el blanco Pincerna Albarín 2020 (89; Bodegas Pincerna-Grajal de Campos), el rosado Valjunco 2020 (88; Bodegas Vile La Finca-Valdevimbre), los blancos Pardevalles Albarín 2020 (88; Bodegas Pardevalles-Valdevimbre) y Valjunco Albarín 2019 (88; Vile La Finca-Valdevimbre)  y, finalmente, los tintos de Prieto Picudo La Costana 2018 (87; Bodegas Gordonzello-Gordoncillo) y Melgus Crianza 2013 (87; Bodegas Melgarajo-Melgar de Abajo, provincia de Valladolid).

nubedios