El Consejo Regulador recibe el Arribe de Platino por las menciones a la calidad en las guías más prestigiosas de España y Portugal que se editan en cuatro idiomas

El ‘Gurdos’ alcanza la máxima distinción en un concurso que también premió a los ‘Albaricus’, ‘Peregrino’ y ‘Pincerna’, de Albarín, y los

La Denominación de Origen León fue premiada con el Arribe de Platino en la décimo sexta edición del prestigioso Concurso Internacional Vinduero-Vindouro durante la gala que este año se celebró en formato de realidad virtual. El Arribe de Platino se concede al consejo regulador o identificación geográfica protegida que obtenga la media de puntos más alta resultante de la suma de la totalidad de calificaciones de los vinos presentados al certamen en cada categoría, en este caso en la de rosados, que para
la zona vitivinícola del sur de la provincia suponen el 70% de su producción. La Denominación de León
ya había sido finalista en esta misma categoría en la anterior edición, cuya gala, entonces con carácter
presencial, se celebró en el mes de noviembre de 2019 en la localidad portuguesa —el concurso es de vocación transfronteriza, aunque la organización tiene su sede física en Trabanca (Salamanca)— de Pinhel.

A esa distinción de carácter especial para la Denominación de Origen León hay que sumar las entregadas a seis vinos certificados por el Consejo Regulador: una medalla de oro y cinco de plata. Se trata, en el caso del premio más importante entre los conseguidos por la representación de la DO León, del Gurdos (Gondonzello-Gordoncillo), un rosado elaborado por el método tradicional del madreado, característico y exclusivo de esta zona de producción, que sumó 94,30 puntos sobre 100.

A esa medalla de oro suma además la condición de mejor vino rosado del certamen. Las medallas de plata para los tres blancos de la variedad Albarín habían sido concedidas a los Pincerna (Pincerna SL – Grajal de Campos), con 89,55 puntos; Albaricus (Vitis Velado – Castrotierra de Valmadrigal), con 88,40, y Peregrino (Gordonzello – Gordoncillo), con 88,25. También se alzaron con medalla de plata los tintos Pincerna Sumiller 2018 (Pincerna SL-Grajal de Campos), con 88,60 puntos, en la categoría de más de 6 y menos de 14 meses de crianza, y para el Galgo Negro 2018 (Vitis Velado-Castrotierra de Valmadrigal), con 89,20, en este caso en la categoría de más de 14 meses de crianza.

A esos premios hay que añadir las cinco medallas de oro alcanzadas por algunos de esos y otros vinos de la DO León concedidas por el jurado de En Femenino —sólo las mujeres que integran el panel general de sesenta catadores internacionales— que son para el Albaricus (93,60 puntos) y el Pincerna (90,00) en el caso de los blancos, para el Gurdos (95,90) y el Tampesta (90,25), éste de Bodegas y Viñedos Tampesta (Valdevimbre), en la categoría de los rosados, y para el Galgo Negro (90,80) en tintos.

No es la primera vez que los vinos de la DO León triunfan en el Concurso Internacional Vinduero-Vindouro, el certamen transfronterizo convertido en el más importante de la Península Ibérica al reunir casi mil vinos de ochenta menciones geográficas de España y Portugal. Sin ir más lejos, en la edición de 2019, la décimo quinta, celebrada presencialmente en Pinhel (Portugal), en los Arribes del Duero, los rosados de Prieto Picudo se alzaron con dos medallas de oro y tres de plata en esa categoría, pero la representación leonesa sumó un Arribe de Plata más para un Albarín y la misma distinción para un tinto crianza. Los Premios Vinduero-Vindouro rinden homenaje al vino como un valioso y representativo producto de la diversidad cultural y patrimonial de ambos lados de la frontera. El éxito del concurso radica en la buena organización y la unión de la indudable calidad de los vinos que son presentados y el rigor y la profesionalidad de un gran equipo y un elenco de más de sesenta catadores de prestigio internacional, así como la gran repercusión que ofrece el concurso. Eso hace que el certamen se sitúe en el top de los concursos monográficos y supone un salto hacía la internacionalización y una apuesta segura de promoción de los vinos participantes a nivel mundial.

Estas menciones y otros resultados obtenidos en los últimos meses en importantes concursos internacionales por los vinos blancos, rosados y tintos demuestran, una vez más, el enorme potencial de las dos variedades de uva de referencia para la Denominación de Origen León, la calidad enológica y el decidido avance en la conquista del prestigio por parte de la crítica internacional

nubedios