El gusto por la tradición

En la primavera de 2011, el promotor vitivinícola Antonio Morales -con más de 30 años de experiencia en bodegas como Enate o Las Moradas de San Martín, además de coordinador de cata de la prestigiosa Guía Peñín durante 6 años- y Alberto Melena, apasionado de la gastronomía y del vino, emprendieron una aventura en los viñedos del Bierzo de la que nació Albanto, La viña de las flores. De esta primera incursión, surgió un vino blanco fermentado en barrica con 5 variedades distintas: Chardonnay, Sauvignon Blanc, Gewürztraminer, Doña Blanca y Godello.

El apellido “La viña de las flores” tiene su razón de ser. Los viñedos de Albanto están custodiados, en cada una de sus filas, por vistosos rosales. Su misión no es meramente decorativa, sino que alertan de la presencia de una enfermedad llamada “Oidio”, provocada por un hongo. Las hojas de los rosales presentan manchas antes que la vid, lo que permite al viticultor detectar la enfermedad y tratar las viñas a tiempo.

En sus viñedos de la D. O. León, Albanto cultiva dos variedades de uva desconocidas para el gran público: Albarín (no confundir con albariño) y Prieto picudo.

La uva Albarín es una variedad autóctona de la zona de Asturias y León. Se trata de una variedad escasa, con tan solo 80 hectáreas en todo el mundo, de las cuales, 60 se encuentran en tierras leonesas.  La Albarín es una uva de maduración temprana, muy aromática, con buena graduación alcohólica y fresca acidez, capaz de conjugar aromas herbáceos, florales, afrutados y frescos con la calidez y elegancia de sus notas de frutos blancos como el melocotón o el albaricoque. De la variedad Albarín nacen Albanto fermentado en barrica y Albanto lías finas.

Por su parte, la variedad Prieto picudo, autóctona de la DO León, ocupa el 70% de las más de 1.400 hectáreas de viñedo de la denominación.  Con esta uva, en Albanto han querido recuperar la técnica del madreado como método de elaboración de vino rosado. Antonio Morales, estudioso de la historia vitivinícola de León, propuso sacar al mercado un producto que guardara los modos de elaboración tradicional, añadiéndole valor con las nuevas tecnologías.

La técnica del madreado consiste en escoger racimos enteros de uva, bien seleccionados y sin despalillar, para hacerlos fermentar junto al mosto prensado, provocando así una doble fermentación (la del racimo entero y la del mosto) que aporta al vino rosado un color más intenso y brillante, un cuerpo de estructura más noble y un punto de aguja que alegra el paladar y mejora los sentidos.

La filosofía de Albanto es la filosofía de la uva, recuperar variedades relegadas por otras de mayor producción y aplicar, en el proceso de elaboración del vino, técnicas tradicionales, adaptándolas a las últimas tecnologías.

  • Dirección: Calle Jimena Menéndez Pidal, 3. 28023 Madrid, España.
  • Correo electrónico: antoniomoralesp@yahoo.es
  • Teléfono/s: 670 430 232
  • Web: albanto.es
  • Redes Sociales:

     

     

  • Referencias: ALBANTO FERMENTADO EN BARRICA, ALBANTO LÍAS FINAS, ALBANTO MADREADO ROSADO.
DOLeon