La DO León sirve el acompañamiento para más de dos mil raciones de pardina de la IGP Tierra de Campos en la plaza de la Catedral

Vinos rosado y tinto de Prieto Picudo —y blanco de Albarín para algunos caprichosos— sirvieron a los leoneses para despedir 2018 y recibir el nuevo año con los mejores augurios. La Denominación de Origen León fue también actor invitado en el multitudinario último acto público de León, Capital Española de la Gastronomía-2018 y puso acompañamiento y sabor a la gran lentejada de despedida del año y saludo del nuevo organizada por el Ayuntamiento y la Idetificación Geográfica Protegida Lenteja de Tierra de Campos, con la que además se clausuraba el Mes de las Legumbres en el programa de la CEG.

La actividad, que tenía carácter benéfico —un euro por plato— a favor de la Asociación Leonesa de Caridad, se desarrolló en la plaza de Regla de la capital, frente a la Catedral, y durante la misma se sirvieron más dos mil raciones de lentejas. Recibir el año comiendo esa legumbre es, por legado romano adoptado en territorios de toda Europa, augurio de abundancia y prosperidad. Con la IGP colaboraron, además de la Denominación de Origen León, las empresas Hosteleón y Cerlesa, que se encargareon de la logística.

La lentejada fue cocinada por los chefs Juanjo Losada y Yolanda Rojo, del restaurante Pablo, distinguidos hace sólo unas semanas con la Estrella Michelin.

Rafael Blanco, Presidente de la DO León reparte el vino entre los asistentes.
La Plaza de Regla se llenó con los leoneses solidarios
El Alcalde de León y los chef del Restaurante Pablo
Sirviendo laslentejas a los comensales
nubedios