Tampesta y El Sueño de las Alforjas en blancos y Pardevalles y Vitis Velado en rosados se alzan con las más altas distinciones en sus categorías en un certamen talismán para las bodegas leonesas

Cuatro vinos de bodegas adscritas a la Denominación de Origen León fueron premiados con cuatro medallas de oro en la décimo octava edición del Concurso Internacional de Vinos-Premios
Vinduero-Vindouro, que se organiza anualmente en la localidad salmantina de Trabanca, situada en los Arribes del Duero y fronteriza con Portugal. Además, todos ellos superaron los 90 puntos
sobre 100, el límite que marca la excelencia enológica, en una cata a ciegas realizada por un panel formado por sesenta especialistas de elevado reconocimiento y alto prestigio. A la edición 2022 del
más importante certamen de cuantos se celebran en ambos países concurrieron más de un millar de vinos en representación de setenta menciones geográficas y denominaciones de origen protegidas de los territorios vinícolas de España y Portugal, dos países que se hermanan anualmente en esta cita.

Los vinos y bodegas premiados en este caso fueron el Neko 2021 Godello (Bodega Tampesta – Andrés Marcos, de Valdevimbre), en la categoría de blancos sin madera (90,40 puntos), y el albarín Cascabel 2020 (El Sueño de las Alforjas-Valdevimbre), en el rango de blancos con madera (91,10), así como los rosados Pardevalles 2021 y Canalla Rosé (Vitis Velado-Castrotierra de Valmadrigal), con 90,81 y 90,80 puntos respectivamente, ambos en la selección final de rosados.

A esos extraordinarios reconocimientos hay que sumar dos medallas de oro conseguidas por dos de esos vinos de la Denominación de Origen León concedidas por el jurado de En Femenino —sólo se consideran las calificaciones de las mujeres que integran ese amplio panel general de catadores internacionales— con las que se alzaron el Neko 2021 (90,60 puntos) —un blanco elaborado con la variedad Godello, que tiene también el rango de principal entre las blancas— y el Canalla Rosé (91,80).

Vinduero-Vindouro es ya un concurso talismán para el Consejo Regulador y los vinos certificados por la Denominación de Origen León, que en la edición 2021 recibió el Arribe de Platino como mejor elaboradora de rosados —ya había sido finalista en la anterior—, avalada también en lo que va de año por un largo rosario de premios en grandes certámenes vinícolas nacionales e internacionales. Sus vinos rosados recibieron dos medallas de oro y tres de plata en el concurso de 2019, además de otras dos platas para un albarín y un tinto; un oro y cinco platas en 2010 y, finalmente, tres oros y una plata en 2021, cuando además uno de sus vinos, el Pardevalles de la bodega del mismo nombre, fue distinguido como el mejor rosado de cuantos se presentaron al concurso.

Los resultados obtenidos en este y otros grandes concursos internacionales por los vinos blancos, rosados y tintos de las variedades de uva autóctonas Albarín y Prieto Picudo demuestran el enorme potencial de las dos castas de absoluta referencia para la Denominación de Origen León y su importante progresión en la conquista de prestigio por parte de la crítica internacional.

El éxito del concurso hispano-luso radica en la buena organización y la unión de la indudable calidad de los vinos que son presentados y el rigor y la profesionalidad de un gran equipo y un elenco de más de catadores de prestigio internacional, así como la repercusión que garantiza el certamen. Todo eso hace que el concurso se sitúe en el top de los monográficos y supone un salto hacía la internacionalización y una apuesta segura de promoción de los vinos participantes a nivel mundial.

nubedios